¿Máximo 2015?


El titular de Aerolíneas Argentinas (quien no hace mucho amenazó con bajar las persianas de la línea de bandera si los trabajadores no cedían en los conflictos por sus reclamos) sostuvo en la FM Nacional Rock: “¿Quién no piensa que Máximo puede ser candidato en alguna instancia en 2015? La respuesta es sí. Sobre todo después de haberlo visto el sábado”. Para Recalde no estaría definido aún en qué lugar esperan jugarlo políticamente (si para un cargo nacional o para las elecciones del pago chico santacruceño). La postulación de Máximo habla de la crisis del kirchnerismo para lograr una sucesión que no los obligue a recostarse sobre Scioli.

El discurso de Máximo Kirchner en el acto de La Paternal, cuyo lema fue “Irreversible”, se centró básicamente en repetir los paradigmas del relato K. Pero su oratoria (más cercana a las torpezas del padre que a la ductilidad de la madre) articuló un discurso que no puede resistir a la fuerza de los hechos que muestra que lo único irreversible es el fin de ciclo del “proyecto nacional y popular”.

La promesa de no reprimir la protesta social, fue suplantada por la gendarmería “carancho” de Berni, la infiltración de las movilizaciones por el “proyecto X” y los Galeano actuando como provocadores en los cortes de Lear. La promesa de hacer más equitativa la redistribución del ingreso fue borrada de un plumazo por una devaluación y un ajuste que permitió al gran capital y a las finanzas cosechar ganancias extraordinarias mientras derribó el poder de compra del salario de los trabajadores. La soberanía nacional fue suplantada por una ley que ordena el pago de una deuda externa ilegal, fraudulenta e ilegítima a los buitres amigo.

Recalde explicó que la aparición pública del hijo de los dos últimos presidentes argentinos “es parte de la maduración de un proceso político que se inició hace unos años y que decidió constituirse desde abajo y no desde los medios. Por eso esa falta de aparición mediática de Máximo Kirchner no era un silencio real porque él hablaba muchísimo”.

El joven funcionario concluyó que Máximo Kirchner: “demostró que no jugaba a la play sino que tenía una visión, un proyecto, una militancia cotidiana que por no verse por los medios parecía que no existía“. Pero como señalan muchos analistas y la propia concurrencia al acto dejaba claro, la construcción de la “fuerza propia” camporista se hizo de arriba hacia abajo.

Paralelo a la estatización de gran parte de los movimientos sociales y democráticos se cooptó a una nueva generación de burócratas del Estado capitalista Los propios méritos que presentó Máximo en Argentinos Juniors, ser hijo de Néstor y Cristina, hablan del nulo valor de la militancia política que se referencia en visiones históricas, luchas políticas e ideológicas y no en los lazos sanguíneos.

La pregunta del millón de los analistas del fenómeno camporista es si resistirán la retirada al llano o se disgregará como nueva militancia rentada de quien ocupe el gobierno de turno.

Cooke y el fracaso de la izquierda peronista (La Izquierda Diario)


Un 19 de septiembre de 1968 fallecía Johnn Wiiliam Cooke a consecuencia de un cáncer de pulmón. Tenía apenas 48 años de edad. Compañero de la también legendaria Alicia Eguren, el “Gordo” o el “Bebé” tal cual se lo apodaba, fue una figura emblemática de la llamada izquierda peronista, dirigente de la resistencia a la Revolución Libertadora que dio el golpe de 1955 y pionero de la guerrilla peronista, estrategia detrás de la cual Cooke busco sintetizar peronismo y castrismo. Cooke pasó de una concepción política nacionalista a un acercamiento cada vez mayor a un marxismo influenciado por la Revolución Cubana y el guevarismo.

Luego del golpe del 16 de septiembre de 1955, JWC fue nombrado por Perón su delegado personal, impulsando los comandos peronistas de la resistencia y protagonizando un rico debate con el General que impulsaba una línea de presión para obligar a las FFAA a la negociación. Mientras Cooke defendía la idea de generar un movimiento insurreccional que uniera las huelgas, los actos de resistencia y las asonadas de los militares peronistas (Cooke apoyo el frsutrado levantamiento del General Valle en 1956), en una acción centralizada para derrocar al gobierno militar. Perón en cambio pregonaba el sabotaje extendido a la dictadura y la búsqueda de una alianza política con militares nacionalistas, respondiendo a Cooke con una antigua frase de Confucio “una hormiga no puede matar un elefante, pero millones de hormigas pueden ir comiéndolo de a poco”.
Apresado por los militares, en 1957 protagonizara una espectacular fuga del Penal de Rio Gallegos, con el entonces pistolero de la Alianza Libertadora Nacionalista, Guillermo Patricio Kelly, quien disfrazado de mujer, con un revolver entre sus ropas, franqueó la salida a Jorge Antonio (empresario que financió a Perón en el exilio) , Héctor Campora (entonces ex presidente de la Camara de Diputados y Presidente electo en marzo de 1973), José Espejo (ex lider de la CGT) y Cooke.

Para las elecciones de 1958 Cooke fue uno de los arquitectos, junto a Rogelio Frigerio, del acuerdo Perón-Frondizi, donde el peronismo comprometía su apoyo electoral al líder de la UCRI a cambio del levantamiento de la proscripción lo que permitió la victoria electoral de la formula Arturo Frondizi- Alejandro Gomez por el 45% de los votos. Desobedeciendo las órdenes del General y promovido por dirigentes de la resistencia como Cesar Marcos y Raúl Lagomarsino, el voto en blanco cosecho 836 658 adhesiones, mostrando la reticencia de la base obrera a entrar en componendas con los políticos del régimen libertador.

El nuevo gobierno, que era apoyado por el progresismo de entonces no tardó en incumplir una a una sus promesas electorales y desconocer el acuerdo con Perón y llevar adelante una gestión marcada por la penetración del capital extranjero y las concesiones permanentes a los planteamientos militares. Cooke va a jugar un papel central en la gran huelga del Frigorífico Lisandro de la Torre en Enero de 1959, donde los obreros van más allá de la voluntad de Perón quien no quería romper con Frondizi, derrotada tras una dura represión. Comienza el fin de la etapa ascendente de la resistencia peronista y surge la burocracia sindical vandorista a quien Cooke definirá como integracionista y agente del régimen contra los intereses de la clase obrera. En este escenario Perón rompe con su ahora ex delegado personal.

Exiliado en Cuba entre 1959 y 1963, Cooke entra en contacto con el Che Guevara izquierdizando su pensamiento político y propiciando la vía guerrillera para la revolución argentina. Su particularidad es que bajo la caracterización de que “el peronismo es el fenómeno maldito del país burgués” porque representaría las aspiraciones de la clase obrera intragables para el régimen capitalista. Para Cooke se trataba de superar a la burocracia peronista y obligar a Perón a sumarse al torrente revolucionario: “lo que llamamos ‘burocracia peronista’ es, en síntesis, una capa dirigente que opera con los mismos valores del enemigo y es incapaz, por lo tanto, de conducir a las bases a la toma del poder, sin lo cual no hay salida ni para las clases trabajadoras ni para el país, pues ya hemos entrado en una etapa en que no hay nacionalismo burgués sino que revolución social y liberación nacional no son objetivos diferenciabas sino dos aspectos de un mismo proceso indivisible”. De esta época viene su famosa definición “prefiero caer con el Che en Bolivia, que vencer con Codovilla en Argentina” en referencia al secretario general del Partido Comunista Argentino y símbolo de los dislates del stalinismo criollo. Retornado a la Argentina en 1963 impulsara la Acción Revolucionaria Peronista –cuyos militantes nutrirán las filas del la guerrilla peronista de Taco Ralo en 1967- hasta su muerte.

Visto desde una crítica marxista, Cooke represento una política pequeñoburguesa condenada al fracaso, porque no aspiraba a la independencia política y autodeterminación de la clase obrera, sino que intentaba radicalizar a un movimiento político burgués que en el mejor de los casos buscaba preservar mediante reformas las bases del capitalismo semicolonial. Todos sus esfuerzos terminaron siendo funcionales a la estrategia de Perón que los uso para presionar al régimen libertador y ser el imprescindible muro de contención de la burguesía argentina.

Las guerrillas peronistas de los ’70, sobre todo Montoneros, negaron las conclusiones de Cooke sobre la inviabilidad del nacionalismo burgués y se ubicaron ideológicamente a su derecha. Los Montoneros profundizaron los errores más groseros de Cooke,planteandose como co-conducción del movimiento junto a Perón, haciendo suya la prédica de la conciliación de clases en un Frente Nacional y sustituyendo la acción de las masas por una guerrilla que llevó a cabo una guerra de aparatos que termino trágicamente.

La izquierda peronista lejos de hacer revolucionario al peronismo, termino rescatándolo tras la crisis nacional del 2001. El kirchnerismo dejo intacto al peronismo de los señores feudales y los barones bonaerenses, con un relato que reivindica el setentismo de la “jotapé”. Toma a Cooke y su definición del fenómeno maldito, no “para la liberación” como cantan los rentados de La Campora, sino para disfrazar sus servicios al gran capital.

Anticapitalistas en la Revolución de 1910 (Por Sergio Moissen. http://historiacomoarma.wordpress.com/)


Un 16 de septiembre de 1873 nacía en Oaxaca el revolucionario mexicano Ricardo Flores Magón. Personaje incomodo para la izquierda mexicana, Flores Magón, fue sin duda un representante de la corriente anticapitalista en la revolución de 1910.

Para una interpretación tradicional de la Revolución Mexicana los anarquistas encabezados por Ricardo Flores Magón no fueron más que “simpáticos aventureros” o “radicales revolucionarios”. Según la visión del constitucionalismo triunfante el anarquismo de los hermanos Flores Magón era una importación “desde fuera” de “ideas fantasiosas” de la Internacional Workers fo the World de los Estados Unidos.

A diferencia de esta interpretación, a decir de José Revueltas, en su Ensayo de un proletariado sin cabeza, la corriente magonista en la revolución mexicana podría considerarse como “el antecedente de una conciencia revolucionaria socialista, propia, nacional, de la clase obrera en México.” (1) 1

El movimiento encabezado por Ricardo Flores Magón (el Partido Liberal Mexicano, PLM) así como el movimiento de Zapata en el Sur de México (la Comuna de Morelos) ponen en cuestión una interpretación tradicional de la Revolución Mexicana en la que la caída del dictador Porfirio Díaz se consideraba un movimiento estrictamente democrático burgués. Todo lo contrario la Revolución de 1910 no fue una “revolución democrático burguesa” tradicional como repetían los intelectuales de veta estalinista.

Flores Magón: del Partido Liberal Mexicano y al anticapitalismo

Inicialmente los hermanos Flores Magón comenzaron a organizarse contra la dictadura de Porfirio Díaz por medio del periódico de combate Regeneración de franca ideología liberal. Al inicio de su actividad política criticaban el mal ejercicio de la justicia y los tribunales en México, y tenían como principal objetivo inculcar el civismo en la impartición de las leyes.

Ambos jóvenes en 1900 lanzaron el llamado a la conformación de la organización del Partido Liberal Mexicano (el PLM) que tuvo eco en un número importante de intelectuales del país. Con casi un centenar de delegados de Chihuahua, Coahuila, Durango, Distrito Federal, Hidalgo, Guanajuato, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Tamaulipas, San Luis, Veracruz y Zacatecas. El primer congreso se realizó el mes de marzo de 1901. El PLM respondía a un sentimiento más generalizado dentro de la intelectualidad disidente con el régimen político, sumando a abogados, estudiantes, médicos, ingenieros y algunos típicos profesionales de la clase alta.

Producto de la represión del gobierno de Porfirio Díaz este núcleo de intelectuales fue obligado a vivir en exilio. Esto los llevó a una radicalización política. En 1905 el PLM cambió su fisonomía constituyendo una junta clandestina la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano.

El objetivo ya no sólo era denunciar el mal ejercicio de la administración, sino luchar por construir un partido que desde la clandestinidad organizara la revolución. Para este periodo los métodos de lucha se radicalizaron y se avanzó en las consignas programáticas de corte democrático burgués, incluyendo demandas agrarias y laborales y denunciando la injusticia de la estructura social imperante. Para ese momento la revolución debía ser por métodos violentos.

Para Flores Magón, luego de la estructuración de 1905, el PLM tenía como objetivo: “preparar en todo el país centros de rebelión para que la conflagración sea general y no en un solo punto de la república” Los clubes clandestinos, comprometidos a la cotización para el partido, distribuían Regeneración y mantenían la cohesión de la base militante.

El funcionamiento clandestino permitió la recaudación de fondos para la liberación de militantes presos y el pago de fianzas para la publicación del periódico, en muchas ocasiones clausurado. En esta hipótesis estratégica vemos muchas semejanzas con la estrategia blanquista del siglo xix francés. Para Flores Magón, luego de la estructuración de 1905, el PLM tenía como objetivo: “preparar en todo el país centros de rebelión para que la conflagración sea general y no en un solo punto de la república”.

Cananea y Rio Blanco: dos acciones proletarias en la Revolución Mexicana

El PLM y su JOPLM (Junta Organizadora) construyeron células en dos lugares neurálgicos del proletariado mexicano: la zona minera de Cananea y la zona textilera de Rio Blanco en Veracruz.

En junio de 1906 en la mina de Oversight los obreros decidieron estallar la huelga y no dudaron en elegir a los magonistas como representantes del movimiento. Los rumores de concesión de la explotación minera a algunos capataces y la posibilidad de que los concesionarios decidieran quienes conservaban sus puestos de trabajo, fueron los sucesos determinantes para el inicio de la huelga.

Los sucesos se desarrollaron de forma tal que fue necesaria la intromisión de los famosos rangers, patrullas rurales estadounidenses al servicio de Thomas Rynning y avaladas por el gobernador de Sonora.

Los rangers mantuvieron el control de la comisaría de Ronquillo. Este contingente de 200 soldados yanquis llegados a Cananea el día 2 de junio, junto a los treinta gendarmes al servicio de Rynning, dieron cuidado a las principales propiedades de la Cananea Consolidated Copper Company, entre ellas: la tienda de raya, el banco y las propias oficinas centrales de la propiedad de Greene.

En el mes de abril de 1906 en Río Blanco los obreros comenzaron a organizarse con el objetivo de pelear por mejores condiciones de trabajo, formando el Gran Círculo de Obreros Libres (GCOL).

El 7 de enero de 1907 los obreros de Río Blanco comenzaron la rebelión. En general, las interpretaciones constitucionalistas han caracterizado a los sucesos de Rio Blanco como una huelga similar a la de Cananea en 1906. Sin embargo los obreros textileros, frente al paro patronal, desarrollaron métodos más radicalizados en contra del laudo presidencial y del boicot de los industriales

Magonismo anticapitalista: la polémica con Emiliano Zapata

Luego de derrotada la insurrección de Rio Blanco, Ricardo Flores Magón emprendió el llamado a una nueva insurrección y junto a grupos de corte anarquista dirigidos por Leyva Berthold, Carly Arp, Rhys Pryce y Jack Mosby el 8 y 9 de mayo tomaron militarmente la ciudad de Tijuana bajo el lema de Pan, tierra y libertad.

Esta toma, simultánea al enfrentamiento militar en Juárez por Francisco I. Madero, fue concebida como “la base principal de nuestras operaciones para extender la Revolución Social a todo México”. Desarmados por el gobierno de Francisco I. Madero, tras la caída de Porfirio Díaz, el magonismo cayó en su lugar más bajo de acción e influencia momento en el que se declararon abiertamente anticapitalistas.

En su Manifiesto de septiembre de 1911 cuestionan la propiedad privada y llaman a la revolución contra la clase capitalista. Aun con la radicalidad del movimiento encabezado por Ricardo Flores Magón una de las limitaciones que han planteado varios historiadores sobre el magosnismo es su sectarismo frente al zapatismo y el villismo. Tras el llamado del caudillo morelense, en el año de 1913, a que la publicación de Regeneración se hiciera en el estado del sur, Ricardo Flores Magón desistió la invitación.

El campesinado, fuerza motora fundamental del estallido de 1910, que se manifestó con firmeza en los grandes ejércitos campesinos de Villa y Zapata, no interesó a la estrategia magonista. Sin duda existió un subestimación del potencial revolucionario de las masas rurales, cuya máxima expresión fue la llamada Comuna de Morelos y, en otro nivel, la División del Norte.

Ricardo Flores Magón murió en 1922 en Kansas por su actividad antibelicista.

http://historiacomoarma.wordpress.com/2014/09/18/un-16-de-septiembre-de-1873-nacia-en-oaxaca-ricardo-flores-magon/

Santa cocaína


La noticia no tardo en sorprender. El auto del Cardenal argentino Jorge María Mejía de 91 años, transportaba 4kg de Cocaína y 200 gramos de Cannabis cuando fue detenido en Francia. Sus dos conductores se exculparon diciendo que solo eran chóferes y que nada sabían de la carga que transportaban. El auto en cuestión era un auto oficial del Vaticano donde el sacerdote argentino cumple las funciones de bibliotecario y archivista.

En su defensa salió inmediatamente el padre Luis Alberto Duacastella, secretario personal del cardenal Mejía, quien asumió la responsabilidad al haber entregado el auto a un amigo que fue uno de los detenidos a bordo del vehículo.  El secretario del cardenal se culpo por “haberme confiado de una persona que conozco desde hace diez años“.

El responsable señalado por Ducastella seria Luca Di Dio quien se habría ofrecido a llevar el coche vaticano al taller mecánico Autofficina Condello, de la Via A. Aspertini, de la ciudad de Roma.

Sin embargo, cierta suspicacia no deja de estar presente teniendo en cuenta que los negocios vaticanos y mafiosos no sería la primera vez que se entrecruzan en la vida Vaticana. El humor ateo no tardara en señalar que con tanta cocaína a disposición cualquiera usaría un sombrero raro, para hablar con un ser inexistente que vive en las nubes, rodeado de gente con alas y juzgando los actos humanos.

Para regodeo de los lectores una pequeña escena alusiva de Johnny Stecchino de Roberto Benigni:

http://www.youtube.com/watch?v=1b3bDh9aTW0

El 16 de septiembre de 1955 (De laizquierdadiario.com)


La Izquierda Diario sale a luz en una fecha cargada de simbolismos para la historia de la Argentina. El objetivo de dar a luz en esta fecha es el de homenajear a los estudiantes secundarios secuestrados en la llamada Noche de los lápices, el 16 de septiembre de 1976 por la dictadura genocida. Se trata de reivindicar los ideales y la experiencia de aquella generación que intento transformar la sociedad de raíz terminando con los males del imperialismo y el capitalismo.

Por otra parte el 16 de septiembre de 1955 fue el golpe que de la Revolución Libertadora que derrocó de la presidencia a Juan Domingo Perón. Tras el asesinato en 1956 de más de 27 militantes peronistas, luego del frustrado levantamiento del General Valle, los trabajadores la rebautizaron como la “revolución fusiladora”.

La “fusiladora” llevó al poder a una junta encabezada por el General Eduardo Lonardi -que al poco tiempo será desplazado por su declaración de que no habría vencedores, ni vencidos- el General Pedro Aramburu y el Almirante Isaac Rojas. El golpe fue promovido desde los EE.UU. y apoyado por la burguesía, los terratenientes, la Iglesia Católica, la UCR, el Partido Socialista y el Partido Comunista, entre otros. En este sentido, La Izquierda Diario, se reivindica heredera de la tradición trotskista que, a contrapelo de las chicanas de los peronistas que tienen en su pasado el triste peso de la capitulación, supo acompañar la lucha de los trabajadores contra el golpe gorila. ¡Leña a la reacción clerical, patronal, imperialista! Y la exigencia del armamento de los trabajadores fueron las consignas con que los socialistas revolucionarios que nos precedieron enfrentaron al golpe. Poco después sus militantes fueron parte activa de la resistencia obrera posterior al gobierno militar y sus continuadores civiles, fundando sindicatos y participando de la reorganización de la clase trabajadora que buscaba defender sus conquistas.

Enj el golpe del ’55 fue la Armada encabezada por Isaac Rojas el elemento militar clave para la victoria. Frente a la persistencia de la marina, los generales leales soltaron la mano de Perón quien capituló sin lucha. El símbolo de su huida fue una cañonera paraguaya aportada por Stroessner para que el General huyera del país. Los funcionarios peronistas y los burócratas sindicales de entonces siguieron los mismos pasos. Los libertadores ejercieron su revanchismo asaltando sindicatos con los Comandos Civiles –entre los que se encontraban militantes comunistas junto a “prohombres” de la prensa como Marino Grondona- mientras las señoras “bien” de la Argentina burguesa festejaban volver a tener “sirvientas baratas”.

Ante la capitulación del peronismo, la respuesta al golpe corrió por cuenta de los trabajadores. En algunas zonas como Rosario, Berisso y Ensenada las barricadas tardaron casi dos semanas en ser liquidadas. Pero tiempo después una formidable oposición obrera –la “resistencia peronista”- enfrentará al régimen libertador impidiendo que se consolide una ofensiva coordinada de la patronal que buscaba quebrar conquistas y el imperialismo yanqui que pretendía avanzar en la penetración de sus empresas.

Perón justifico su retirada diciendo que busco evitar un derramamiento de sangre. Pero el golpe de 1955 abrieron las puertas a un derramamiento de sangre. Los bombarderos al pueblo en la Plaza de Mayo el 16 de junio de 1955 con su secuela de entre 364 y 500 muertos, fueron premonitorios de que los gorilas estaban dispuestos a todo.

Paradójicamente la consumación de la entrega nacional y la liquidación de las conquistas obreras se hicieron bajo el gobierno peronista de Carlos Menem –quien supo abrazar al fusilador Isaac Rojas- y sus secuelas fueron perpetuadas por Duhalde y ahora por los Kirchner, postrados frente a los buitres imperialistas del capital financiero y las grandes patronales a las que sirven políticamente. Lecciones políticas de las cuales La Izquierda Diario se nutre para evitar a nuestra clase nuevas derrotas sangrientas y frustraciones. No somos un diario neutral, hundimos nuestras raíces en la historia nacional, pretendemos dar voz a los que Raúl Scalabrini Ortíz califico como el subsuelo de la patria.

El derrape del barrilete cósmico


Miércoles 10 de septiembre de 2014 | Edición del día – El periodista Víctor Hugo Morales salió al cruce de una nota publicada por La Nación que da cuenta del crecimiento de la población en un 156% en los últimos 10 años.

Facundo Aguirre

 

Para el periodista de origen uruguayo, alineado públicamente con el kirchnerismo, en las villas de emergencia se “vive dignamente” y son una opción para no alejarse de la Ciudad de Buenos y someterse a pesados y largos viajes en el transporte público: “¿Vos te imaginas dos horas para venir, dos horas para ir? Si vos tenés la chance de vivir más cerca, en lugares bastante dignos como los que hay en las villas porque hay gente se cree que son un verdadero desastre”. El objetivo de Víctor Hugo habría sido desmentir “las tapas de los medios dominantes que son mentira”.

Las declaraciones del periodista lejos de contrastar con los medios hegemónicos de la oposición, lo que hace es negar la crisis habitacional que obliga a cientos de conciudadanos a vivir hacinados y sujetos a la explotación de la especulación inmobiliaria que les impide a casi 250.000 personas el acceso a una vivienda digna y los obliga a aceptar condiciones leoninas de alquiler en unidades donde el alquiler llega a costar hasta 3200$ mensuales, tal como si se tratara de un monoambiente en cualquier barrio porteño de clase media.

Siguiendo la teoría de Víctor Hugo la responsabilidad por el hacinamiento, la falta de servicios esenciales, de escuelas o una atención sanitarias dignas, ya no sería de Macri y su política de topadoras con las Villas y asentamientos. Menos que menos del kirchnerismo que durante todo el boom de la construcción estuvo lejos de una reforma urbana o de un plan de viviendas masivos que resuelva el tema estructural de la vivienda para millones de personas. Para el periodista uruguayo los duros enfrentamientos que terminaron con la vida de tres personas en el Parque Indoamericano en un operativo conjunto de Metropolitanos, Federales y patoteros del SUTECBA, o con las fuerzas de Berni en la Villa Papa Francisco, estarían más vinculados al deseo de los ocupantes de tener una vivienda cerca de los cines de la calle Corrientes o el espacio INCAA para asistir a las funciones de Relatos Salvajes, más que a las migraciones internas y de los países limítrofes por la falta de trabajo y las condiciones de miseria de sus lugares de origen.

Si se quiere defender la dignidad del pueblo pobre hay que valorar su lucha cotidiana por la supervivencia y el enfrentamiento al capital para lograr mejorar sus condiciones de vida.

Ciertamente quien hizo estas afirmaciones habita una torre ubicada en Libertador 2423, barrio de Palermo Chico, según relató a un periodista de TN un empleado de dicha torre que pidió mantenerse en el anonimato. Lo hace junto a personajes de la talla de Armando Gostanian, ex colaborador de Carlos Menem, y Karina Jelinek, modelo y ex mujer de Leo Fariña.
Quien acuñara el poético “barrilete cósmico” para definir el hermoso gol de Maradona a los ingleses en el ’86, derrapo hacia el cinismo y la estupidez para defender a un gobierno que poco ha hecho por la dignidad del pueblo pobre.