a mi lado, la belleza


A

mi lado

la

belleza

en las formas

más sublimes

que pueda

captar

el sentido.

De su risa

nace

el estruendo

inagotable

de las multitudes;

por

sus ojos

sueña

el universo

su big ban

y escupen su veneno

viejas serpientes.

Ronca

un poco

pero que importa,

esta a mi lado,

este ser

medio borracho

medio drogado

medio vivo

y por ende

medio muerto,

medio con ganas

medio rendido

medio inteligente

y medio estúpido.

Tengo a la belleza

a mi lado,

y aún no he logrado

que unos finos dedos

de lluvia,

o unas cuantas

revoluciones,

desanuden

mí tristeza.

Anuncios

estrella fugaz


Un amor

bajo

la sombra

del pasado,

una puta

idea

de nada,

un recuerdo

de la muerte.

La maldición

es un hambriento

deseo de carne

huesos

corazón

sexo húmedo

o erguido

de la noche,

las cenizas

de una estrella fugaz

que se ha marchado

para siempre.

hermeneutica heterosexual


A Julio Cesar

lo llamaban:

el marido de todas

las esposas,

la esposa de todos

los maridos.

Y gozaba tanto

de Cleopatra

como de los morenos

soldados

de sus legiones.

Platon

deseaba a Fedro

con algo más que platonismo.

La heterosexualidad

es una hermenéutica

del purpurado

oscuro

del clero

y la reproducción capitalista.

El “amor

que no se nombra”

amamanta con su leche

las alcobas

de la historia.

juan moreira


Juan Moreira

(un gaucho violador

de los mataderos)

acuchillado

por Mitre.

Los tulipanes negros

de Holanda

olisqueados

por un yonquie

que ofrece su orja

a lo Van Gogh

a cambio

de heroína.

La vagina perfumada

de Madonna

rechinando

por sus dedos.

El sol furioso

de Jefferson

dando calor

a un viejo egoista.

La estrella de Belén

guiando

los misiles

contra Hezbolla.

Dios

con su lengua celestial

mamando

la verga

olor azufre

del mismísimo

Diablo.

La moral

apesta

tanto como el bien

y la mentira,

y después culpan

a Eva

por comer

una manzana.

el centro del universo


En tus tetas

derramo

leche

agria

veneno

de los tiempos

amor

viscoso.

En tus ojos

observo

chispas

de furia

formulas

matemáticas

de la locura

y el olvido.

En tus besos

saboreo

el picor

de la luna llena

y las afiladas

espinas

de una rosa roja.

En tu sexo

lava

huracanes

tsunamis

fuego

sagrado

de los sueños.

En tu vientre

descanso

de los estallidos

del caos

que dan origen

a las estrellas.

Para mí

el centro del universo

queda en tu ombligo.