el cavador


Shakespeare escribió que quien cantaba cavando una tumba hacia algo terrible. La terrible música del silencio eterno de los muertos, una cena de gusanos y cenizas. El cavador, después de todo, es un hombre que necesita hacer llevadero su trabajo, no quiere cobijar a su amor a los brazos de la tierra, ni esperar salgan mariposas volando de lo que fue el vientre arrugado de una vieja; no le interesa esconder ahí los desastres de la historia. Quiere cavar, hundir su pala en el humus negro y dejar un hueco decente.
Canta feliz por un buen trabajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s