camporita


El tío campora se iba de putas con los muchachos en madrid. El loco galimba lo acompañaba con algún whisky y con el general tomaba unos jerecitos allá en la puerta de hierro. El tío campora le metía sus dedos en la concha a putas rubias y viejas y su lengua de dentista en esas bocas de dientes careados.

Lopecito en cambio hacia esoterismo y lo convencía al viejo de sus poderes divinos. Y el general le armaba a lopecito el somaten. A los zurditos leña. Leña, leña, leña. Y lastiri con sus corbatas horripilantes, comiéndose a la nena de lopecito, la normita, tan fea ella y el tío campora intercediendo para que lopecito dejara a normita tener un novio en paz (quizás lopectio nunca le perdono al tío el marido de la muchacha)y los jefes de la orga, creyéndose von clausewitz, estrategas del puterio junto al tío, copando el poder, para romper el cerco como si el viejo fuera un boludo mientras los amenaza llamándolos mongo aurelio.

(la patria fusilada

sedimento oseo del subsuelo

cenizas

junto a la bosta de las vacas

del terrateniente

que perón jamás expropio

en el campo las espigas

y en el cielo

-las estrellas-

fraccionaban

cocaína)

-ultimo verso robado a lamborghini-

una ronda de whisky para los muchachos brindaba el tío y la orga cantaba sin comprender que

perón, evita,

la patria socialista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s