Los socialistas y la seguridad (Facundo Aguirre. LVO 434)


En la edición de Página/12 del último 3 de julio, salen una serie de opiniones sobre diversos temas de distintos candidatos a Jefe de Gobierno, entre ellos nuestra camarada Myriam Bregman que encabeza las listas del FIT. En el ítem seguridad el diario extrae dos ideas; una que es la propuesta de “la disolución de la Metropolitana y la Federal” y a renglón seguido destaca la idea de que deben ser reemplazadas por una fuerza integrada por las organizaciones obreras y populares. Estas declaraciones fueron recortadas.

Proponerse reemplazar las fuerzas coercitivas, por más composición democrática y de clase que se plantee, sin derrocar al estado burgués es una política de reforma cuya resultante va a seguir siendo defender los intereses de la clase dominante. Nuestra consigna es disolución de las fuerzas de seguridad. Los candidatos capitalistas, por más democráticos que se pretendan, tienen un problema en este punto que es conciliar el derecho de los ciudadanos con la represión, porque como ha sucedido a lo largo de la historia entre dos derechos iguales, termina definiendo la fuerza. La tarea policial es la de velar por la integridad de la propiedad privada y la vida de los ciudadanos. Su función es mantener el orden, mediante la vigilancia y la represión, sobre aquellos sectores o elementos que son considerados potencialmente peligrosos. No por casualidad el operativo Cinturón Sur en la Ciudad se desarrolla en el sur de la Capital Federal ya que allí se encuentran los principales bolsones de pobreza. En el Parque Indoamericano la intervención conjunta de la Metropolitana y la Federal tuvo por objetivo defender los derechos de los pulpos inmobiliarios y las constructoras, contra el derecho a la vivienda de los sin techo. En Santa Cruz la gendarmería reprime a los docentes y petroleros que hacen piquetes, actuando a favor de las petroleras. En el microcentro porteño la policía reprimió esta semana a los vendedores informales protegiendo el derecho de los grandes comerciantes. En suma, la Policía es una fuerza de represión interna para defender el derecho de los propietarios contra los desposeídos. Pero además, las policías suelen ser, y en el caso argentino son sin duda, una fuerza que anida en su seno genocidas y fascistas de todo pelaje, asociada a los grandes delitos y crímenes que la sociedad burguesa formalmente rechaza (el narcotráfico, la prostitución, el robo de autos, el contrabando, los secuestros, etc).

Los socialistas revolucionarios somos claros y decimos que dentro de los marcos del orden burgués es imposible derrotar la criminalidad que produce la descomposición del régimen social ya que su fuente es la propiedad privada (definida magistralmente en el siglo XIX por Joseph Proudhon como un robo) y los elementos activos de las grandes mafias que son parte de las fuerzas represivas del estado capitalista. Para terminar con los crímenes que la sociedad burguesa condena, hay que terminar con los crímenes que la sociedad burguesa santifica, la explotación y la opresión del hombre por el hombre.

En este camino de movilización obrera y popular, los explotados sabrán constituir las formas de auto-defensa frente a la represión contra las luchas obreras y populares y las organizaciones de poder armado para derrotar a las fuerzas de represión del estado burgués.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s