El conflicto, el dios salvaje de la historia. Dos criticas de cine sobre Un Dios salvaje y Memoria para reincidentes.


No soy critico de cine ni me interesa ejercer ese papel. Pero este domingo pude ver dos grandes películas y me gustaría comentarlas. La primera fue Un Dios salvaje, del gran Roman Polansky e interpretada centralmente por Jodie Foster (Penelope Longstreet), Kate Winslet (Nancy Cowan), Christoph Waltz (Alan Cowan), John C. Reilly (Michael Longstreet). Basada en una obra de teatro de Yasmina Reza la película cuenta la historia de dos matrimonios que se reúnen para acordar un acta debido a que el hijo de uno de los matrimonios, los Cowan, golpeo con un palo en la cara al hijo del otro matrimonio (los Longstreet) provocándole la perdida de dos dientes. Lo que parece ser un acto de madurez y civilidad, una forma de recreación en pequeña escala del contrato social, se descubre con el transcurrir de la película en una farsa que esconde los verdaderos sentimientos y conflictos de los protagonistas. El film transcurre dentro de un departamento y el hilo conductor es el conflicto, que es el verdadero nervio motor de la vida social y lo que desnuda es la naturaleza violenta de toda institución de la sociedad. La hipocresía y mediocridad de la vida burguesa, del matrimonio, de las formas sociales y la violencia y el conflicto como base de ello, la empatia entre los hombres de los matrimonios y las mujeres, afloran todo el tiempo en las ricas discusiones entre los cuatro protagonistas del film.

Un film tenso y de buen ritmo que hurga mas allá de las apariencias para dejar al descubierto el desgarro que hace imposible el contrato social y a restaurar la idea de un dios salvaje cuyas leyes naturales no han sido condenadas desde tiempos inmemorables, en palabras Christoper Lanz,(el mismo que hizo del exquisito coronel Hanz Landa en Bastardos sin gloria) encarnando el papel de un cínico, nihilista e inescrupuloso abogado corporativo y de lejos el mejor actor de un grupo que despliega extraordinarias actuaciones.

La segunda película que vi fue Memorias para reincidentes, de los camaradas Javier Gabino, (mi querida amiga) Gaby Jaime y Violeta Bruick (quienes generosamente han citado y tomado como una de las fuentes de su investigación documental el libro Insurgencia Obrera en Argentina 1969/1976, que escribí junto con la camarada Ruth Werner). Una extraordinario documental que rescata el relato político social de la década del 70 como una guerra de clases, de la que va trazando un impecable fresco a través de la voz de los dirigentes del clasismo y las luchas fabriles contra el gobierno peronista. Dividida en cuatro historias, se puede establecer los distintos periodos de la lucha de clases en los setenta y sus emergentes. Asi el clasismo del Sitrac- Sitram estará presente en la voz de Francisco Paez, Coco Luna y Gregrorio Flores y de una lucida Susana Fiorito. De las luchas de resistencia contra el Pacto Social, en la voz de Oscar Bonatto (ex obrero y delegado de Del Carlo) y Morelli (ex delegado de Astilleros Astarsa). Del Villazo en voz de Pepe Kalauz y Chiche Hernandez y de las Coordinadoras Interfabriles en voz de todos y del camarada José Montes. .

La película no es neutral. Se sitúa desde el campo político de la independencia de la clase obrera y la reivindicación de la militancia revolucionaria y por ende intenta aportar al balance histórico de las experiencias combatientes del proletariado argentino. Una critica radica en que no termina de exponer hasta el final las conclusiones políticas del periodo (es decir para que, hubiera sido necesario concretamente, la dirección de un partido revolucionario marxista en los setenta) y en que la guerra de clases relatada en diversos conflictos no tiene siempre correspondencia con el marco político en que se desarrolla. Para mi opinión innecesario el final con la apelacion a los reincidentes, es decir los luchadores de la nueva generación, ya que la clave de la película es la memoria, es decir las lecciones históricas que la nueva camada tiene que internalizar en afán de recuperar las tradiciones mas combativas de nuestra clase y superar sus limitaciones dadas por la subordinación política al peronismo de sus direcciones que es a su vez lo mejor de la critica política del film.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s