El dinosaurio Hugo Moyano (LVO 468)


En Canal 26 Hugo Moyano atacó al gobierno por no tener “simpatía con el movimiento obrero organizado” para rematar que bajo el mando de CFK,el Estado Burgués “Parece el soviet, parece que estuviera sovietizado el Estado, y eso no puede ser así”. Sólo a un reaccionario como Moyano se le puede ocurrir comparar a un gobierno burgués hasta la médula como el de CFK con los soviets, que fueron las organizaciones democráticas con que obreros y campesinos hicieron la revolución rusa en 1917 y sobre las cuales construyeron su propio Estado y ejercieron el poder, expropiando a la burguesía y a los terratenientes. Azuza el fantasma de La Cámpora como un doble poder dentro del estado. Pero el kirchnerismo fue precisamente la fuerza política que rescató de su crisis al Estado burgués después del 2001 y terminó con los embriones de democracia directa que dieran entonces los movimientos sociales.

Los argumentos de Moyano son típicos de la derecha peronista. Su ataque a CFK por no tener simpatía con el “movimiento obrero organizado” busca dividir al peronismo en sus viejas líneas ideológicas, para oponer al relato setentista (dicho sea de paso, trucho) de los K y encarnar él mismo una especie de neo peronismo ortodoxo que frene al supuesto izquierdismo de La Cámpora. Por más esfuerzos que haya puesto Facundo Moyano en tratar de meter en una misma bolsa a Rucci y el gordo Cooke, el ADN gangsteril, reaccionario y lopezrreguista de la burocracia sindical peronista es lo que queda al desnudo. No es de extrañar, Moyano está acusado de ser parte de las bandas armadas de la Juventud Sindical Peronista y la Concentración Nacional Universitaria que atacaban al activismo obrero y estudiantil de la izquierda socialista y el peronismo revolucionario en los ‘70.

Moyano ataca a CFK con un argumento similar al que utilizaba Alvaro Alsogaray contra Isabel Perón en el ‘75, cuando advertía sobre la sovietización de las fábricas, para alentar el golpe (recordemos de paso que el peronismo de conjunto -incluidos los Kirchner- abrazó el ideario privatista del pope liberal argentino en los ‘90). Pero si en el caso de Alsogaray se trataba de abrir paso a un golpe genocida que destruyera la organización obrera de base fabril, en caso de Moyano apunta a inventar un peligro inexistente a fin de congraciarse con la oposición mediática que advierte contra la “radicalización” y el “autoritarismo” K y lo pasea por sus programas de opinión política.

El kirchnerismo permitió a una burocracia sindical reaccionaria reciclarse bajo el verso nacional y popular. CFK se lanza contra Moyano para ponerlo en caja y congraciarse con los capitalistas. Los trabajadores y el pueblo pobre tienen planteado superar al peronismo para conquistar su independencia política.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s