Homofobía y orgullo gay


Este domingo iba caminando de la mano e intercambiando besos con un camarada con el cual sostengo una relación afectiva y sexual, para no llamarlo novio. En Plaza Italia (la Plata, que es donde vivo), un grupo de jóvenes de unos 20 apenas cumplidos esperaron a alejarse un poco y nos gritaron “¡puto, chupame la pija!”, unas cuadras después por 44, desde un auto otros pibes jóvenes volvieron a gritarnos ¡putos!. Poco antes en el bar La Placita eramos el centro de las miradas por besarnos en las mesas del bar. Un par de días antes habíamos tenido la misma sensación de incomodidad en un colectivo que iba por Flores. En los asientos de atrás, esos que son continuados íbamos nosotros y otro flaco sobre la otra ventanilla, quedando dos asientos libres que nadie ocupaba, a pesar de que habia gente de pie, porque nosotros nos besábamos e íbamos abrazados. Se me ocurrió pensar que nos protegía de ser como Daimiel Zamudio, el joven gay chileno asesinado con crueldad por un grupo de neonazis hijos del pinochetismo. Mi primer reacción fue que tanto yo como el camarada con quien salgo somos tipos muy grandotes, de metro noventa y en mi caso de 120 kilos de peso y bastante curtido en la gresca callejera lo cual se nota y me permite plantarme con más seguridad frente a una agresión. Pero tampoco es una garantía, una banda fascsita o de lúmpenes decidida puede cagarnos a trompadas y darnos una buena tunda si se lo propone. Luego intente pensarlo desde las conquistas democráticas de la sociedad argentina. Acá las luchas populares y democráticas han obligado al Estado capitalista a reconocer algunos derechos de los homosexuales como ser el matrimonio entre personas del mismo sexo o la adopción, lo cual hace que la homofobía, que existe y es violenta y burda, se encuentre agazapada y a la defensiva. Dicho de otra manera, se puede putear al puto pero queda mal hacerlo en voz alta, sobre todo en la Capital Federal y allí donde transita la clase media, el resto del país es más conservador aún. Como soy una persona que ha decidió salir del closset no hace mucho recién comprendo que es esto lo que empuja a los gays y lesbianas a la vida de ghetto, al afecto publico entre iguales y con el ghetto a la mercantilización de la elección sexual y al consumo cultural de lo que el capital produce para esa franja de consumidores. Fue entonces también que sentí que la homosexualidad sigue siendo subversiva porque desnaturaliza la idea de amor y relación sexual impuesta por la moral burguesa judeo-cristiana, el patriarcado y la necesidad del capital de entes productivos y cuerpos que se reproduzcan para garantizar mano de obra constante y un mercado creciente de consumidores. Porque rompe la institucionalidad del amor y de la pareja heterosexual con la cual se reprimen los continentes del deseo de las personas.

Cuando me gritan puto me siento orgulloso. Orgullo gay, digamos, . Porque no decidí a los 40 años asumir completamente mi costado homosexual sino es para poder decirlo, manifestar mi afecto como quiera y adonde quiera, sino es para sentirme más libre. Y la libertad se conquista, no se pide.

Así que muchachitos homofóbicos, cuando me gritan puto, me están diciendo algo que ya lo se, no me digan obviedades, intenten ser un poco más inteligentes.

Anuncios

14 comentarios en “Homofobía y orgullo gay

  1. Y eso no pasa solamente para las distintas orientaciones sexuales, sino también en las distintas Identidades que existen.A su vez la jerarquización dentro del miso ghetto lgtbi siguen reproduciendo lógicas homolesbotransfóbicas. Porque si bien es cierto que existe un determinado mercado “rosa”, también es cierto que dentro de ese determinado mercado pueden entrar gente con determinados privilegios cisexuales. Si te vieran con una travesti de la mano también te gritarían puto, o con un hombre trans?.
    Creo que te tenes que sentir orgulloso pero no porque seas puto, sino porque sos un tipo que a los 40 años decide dar rienda suelta al goce de su sexualidad de manera plena, escoges ser un disidente sexual, escoges darle la espalda a la norma, y sobre todo escoges militar dia a dia contra eso optando por una estrategia revolucionaria. Hay putos fachos que en lo personal pueden optar por no ser heteronormativos pero seguir reproduciendo la logica del sistema al que repudiamos, sos puto pero no sos un puto policía ni un puto dueño de una cadena hotelera multinacional gayfriendly.
    Así que celebro que anden a los besos y arrumacos con tu novio y le griten al mundo lo orgullosos que estan de ser militantes troskos on vertigo en la cola….

    “He llegado a un convencimiento: creo que todos los planteamientos sobre la sexualidad son equivocados. La homosexualidad no existe, es una proyección de la mente reaccionaria, y lo mismo la heterosexualidad. Yo creo que lo sexual pertenece totalmente a la vida vegetativa, ésta a la misma altura de la necesidad de nutrición o de dormir. Son tres actividades de la vida vegetativa, está a la misma altura de la necesidad de nutrición o dormir. Son tres actividades básicas, importantísimas, pero las tres carentes de significado moral, de trascendencia moral”. Puig.

  2. Hola. A nivel general me gustó. Solo que le veo un problema al final, al último párrafo que dice: “Así que muchachitos homofóbicos, cuando me gritan puto, me están diciendo algo que ya lo se, no me digan obviedades, intenten se un poco más inteligentes.” Me parece que esta podría ser una respuesta irónica en el momento en que te insultan. Pero como este artículo me da la impresión que tiene otra pretensión, me parece que medio como que no termina de “cerrar” todo lo que venís desarrollando más arriba. En este sentido quizá hubiera sido bueno abordar por qué decir “puto” es un insulto. Incluso muchas veces el insulto “puto” va solo, ni siquiera va acompañado con otro insulto como podría ser “puto de mierda”. No es que vaya a cambiar la situación, obviamente ambos insultos son igual de deleznables, pero lo que quiero significar es que se utiliza el mote de “puto” como un insulto en sí mismo.

    • coincido con vos ruido en el sentido de que las palabras tienen un significado histórico, cultural y social concreto y que llamar a alguien puto, como un insulto en si mismo, es expresión de las relaciones impuestas por el capitalismo y sus dogmas represivos y reaccionarios naturalizados a través de la costumbre y la practica social. es muy común en una conversación usar el no seas puto, como algo degradante o humillante o de quitarle valía a la persona, por cualquier tema.
      con respecto al final que criticas, tomalo como una vuelta humorística de desdramatizar el asunto, dramático fue para Zamudio o para los gays asesinados a lo largo del tiempo o las travestis golpeadas por la policía.
      saludos.

  3. Las libertades democráticas no se reclaman, se conquista, eso es cierto, no se puede terminar con la homofobia con una ley, aunque ésta nos otorgue cierta “legitimidad”. Para acabar contra todo tipo de prejuicio sexual hay que comprender que, como bien plantea Puig, que cita Tomas, la sexualidad no hay nada por explicar, es solo algo vital de la vida. Las distintas culturas la han sometido a prejuicios morales para poder controlar nuestra vida anímica, y someternos a través de convertir nuestras pulsiones en algo vergonzante.
    Rosa

  4. Comparto tus sensaciones, pero no creo que el hecho de no ser heterosexual vaya objetivamente contra el sistema. De hecho, demostraron gran habilidad (superficial, pero habilidad al fin) para “incluir” a los que tienen “diferentes” orientaciones sexuales.
    beso

    • coincido con vos gaby. no estoy diciendo que el hecho de ser homosexual hace al tipo de izquierda -de hecho grandes jerarcas nazis o el mismo J.E. Hoover eran homosexuales- lo que digo es que la homosexualidad como forma disruptiva de la norma es subversiva, precisamente porque la desnaturaliza, la critica en la pulsión del deseo, porque tiene más que ver con la vida. la institucionalización, como el matrimonio o la creación de espacios donde se pueda uno sentir libremente, son, amen de conquistas democráticas, formas de adecuar la norma a las nuevas situaciones y de terminar imponiendo las necesidades del capital.
      saludos

  5. En respuesta a El Ruido, creo que cuado alguien dice puto esta dirigido para “desprestigiar” la mascuinidad. Un homre debe ser, machazo patrarcal, sino: es puto, maraca, maricon, afeminado.. etc. Creo que igual esos insultos funcionan denro del binario generico, hombre mujer. Y aca abro la discusion y voy mas alla, por ejemplo, un hombre que no se comporta como “la soicedad dice” enseguida deja de ser un hombre “con todas las letras” para ser todos los adjetivos calificatvos que dije antes, pero por ejemplo una travesti por lo general nunca va a ser recoocida e su totalidad como mujer porque siempre va a seguir siendo “un hombre”, por supuesto que a su vez todo esto va ligado a las representaciones fisicas y las maneras de connotar las masculinidades o femenidades. Y esto da mucha tela para cortar…
    A su vez, a mi me ha pasado varias veces como tipo trans que no se me reconozca la identidad, o que se me la reconozca pero tain me tilden de maraca, puto y demases, a lo que yo en la mayoria de los casos… respondo de la misma manera, soy puto con mucho orgullo y toda mi vida tuve vertigo en la cola, por mas que no este exclusivamente con hombres. La Identidad y la orientacion sexual son dos cosas distintas. Me parece una forma de reapropiarse de una palara, que connota algo despectivo y transformarla. En las elecciones universitarias de esta semana, la típica de agrupaciones como el Alde o los K era veni putito, te voy a romper el culo, che amorfo te re kb, y demases, por supuesto que a ese machismo homotransfobico lo contrarestraba con politica, discutiendo con quienes podia, pero quienes solamente pueden responder de esa forma a mis planteos ya les temrinaa diciendo que era re puto y un PU TA ZO con todas las letras, en ultima instancia cada uno tiene a libertad de tildarse como quiera.
    A su vez es cierto que “la homosexualidad apareció como una de las figuras de la sexualidad cuando fue rebajada de la práctica de la sodomía a una suerte de androginia interior, de hermafroditismo del alma. El sodomita era un relapso, el homosexual es ahora una especie”. Pero como explique en mi primer comentario, no creo que ser puto en si mismo sea ser disidente ya que como marxista revolucionario creo que a esa discusion la atraviesa el elemento clasista.

    Bueno disculpen, pero estos temas me sacan la verborragia interna :P.

  6. Estoy totalmente de acuerdo con anechka el tener camaradas con tu sensibilidad. También de pertenecer a este partido. Soy etero… abierto a concer a toda persona sensible. La semana pasada me puse un pollera y caminé 3 cuadras por el centro. Claramente no tenía idea de la cantidad de insultos homofóbico que podía recibir un hombre vestido con una pollera….

  7. lo que molesta es la demostracion de afecto, les da envidia,porque estan reprimidos y mal cojidos. Que va a ser, son muy infelices y no saben de que se trata amar. pobres gentes ignorantes.

  8. hay q hacer mucho para desterrar la homofobia y ese tipo de agresiones como la que te pasaron y q a todxs nos suelen pasar, de esa manera y de otras, son absolutamente repudiables. Lo q no concuerdo es con “reivindicar” el ser llamado “puto”. Creo q es una palabra tan cargada de desprecio machista, tan arraigada en el lenguaje de quienes nos oprimen, tan explícitamente dirigida a hundirnos, que es imposible “resignificarla” y darle un sentido positivo. Aunque es probable que tu exposición con respecto a ese punto tenga un sentido sólo irónico. Saludos.

  9. Cuando me preguntan si soy heterosexual, digo: “Hasta ahora sólo me he acostado con quién he querido y siempre han sido mujeres” lo que quiero decir que nunca he censurado mis impulsos. Hasta ahora, nunca me atrajo ni sexulmente ni emocionalmente un hombre, pero si alguna vez sucediera, no me censuría. “gay” “hetero” “bisexual” son rótulos y los rótulos no me interesan porque todos tienen una raiz fascista y dogmática.
    Dos amigos son pareja entre sí. Ambos son muy grandotes,1,95 de altura y 140 kilos o más con tatuajes, barba, cresta y look “gordo hardcore”, si bien eso en cierto modo los “protege” he sido testigo de insultos a la distancia (o comentarios negativos en voz baja y miradas con desprecio) por caminar tomados de la mano o besarse en un espacio público. Eso es repudiable, pero es parte de muchos prejuicios que no sólo afecta a los LGBT: Te dejo un ejemplo: Años atrás cuando yo tenía 21 ó 22 años (ahora tengo 33) salí un tiempo con una mujer de 45 años (me llevaba 24 años de diferencia) cada vez que nos besabamos en la mesa de un bar, teníamos que soportar las miradas inquisidoras y los cometarios de la gente que les “chocaba” ver una pareja de un hombre con una mujer mayor.
    Vivimos en un sistema de mierda donde no sólo se oprime desde lo económico sino también desde lo cultural. Para emanciparnos hay que combatir en los dos frentes.
    Abrazo!

  10. Muy bueno compa! me gusto mucho y sinceramente posteos asi moralizan cuando lo unico que recibis de la gente es odio y violencia homofobicos diariamente. Saludos!

  11. che, está bárbaro esto…
    a diferencia de otros, creo que el único problema conceptual está en la idea de la heteronormatividad asociada a la reproducción (“cuerpos que se reproduzcan para garantizar mano de obra constante y un mercado creciente de consumidores”). Creo que no va por ahí la cosa…
    un abrazo, che..
    ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s