San Genet. Comediante y martír. (fragmentos) Jean Paul Sartre


(…) Subyace en todo el edificio un resentimiento de base que sostiene su acto creador. Genet es un ser resentido: huérfano, pobre de joven, homosexual rechazado, etc. Su actitud hacia el mundo no puede ser sino defensiva -contra el odio recibido, él devuelve odio poético. Su resentimiento, a diferencia de la mayoría de los discursos literarios y artísticos que se vuelcan hacia una idea reformista, se expresa en clave narcisista, que no se frena ni canaliza con la solidaridad humana. Genet, en tanto aislado, se mueve SIN moral y CONTRA los hombres: el resentimiento no debe resolverse, debe mantenerse intacto en tanto es la fuente de erotización de la que emana su belleza y la poesia (…)

(…) Esta zambullida de Genet en el universo de la marginalidad convierten al mundo en una especie de objeto de perversión. Es decir, Jean erotiza el cosmos que lo rodea en busca del placer que la sordidez le provoca, sucumbiendo a los submundos. Esto, según Freud, impregna de una enorme sensación de libertad a nuestros sentidos (como todo vicio). Es así que mientras Proust muestra una actividad dirigida AL MUNDO, a la razón (al análisis); la actividad genetiana está enfilada y gira en torno AL PLACER y al descubrimiento de la belleza desde su lado inverso: el “mal” (…)

… ” la realidad se adquiere exclusivamente por repetición o participación; todo lo que no tiene un modelo ejemplar está ‘privado de sentido’, es decir, carente de realidad ( … ) el hombre de culturas tradicionales sólo se reconoce como real en la medida en que cesa de ser él mismo ( … ) y se contenta con imitar y repetir los gestos de otro. En otros términos, no se reconoce como real, es decir, como ‘verdaderamente él mismo’, más que en la medida en que cesa precisamente de serlo.”

“para Genet, el fin del hombre no es el hombre ( …) es destruir en sí el tiempo, la historia y lo humano para que nazca en el instante el reino de lo eterno y de lo divino ( … ) Genet sacrifica al mundo y a sí mismo para tener acceso al universo de lo sagrado”.

La poesía en Genet no es una de las formas de literatura; es una manera que él tiene de vivir. Es estrictamente personal; no se destina a un público. El tema de sus obras es siempre aquello que afecta su sensibilidad. Son puramente experiencias mentales.

“La idea que nunca he dejado de desarrollar es que, a fin de cuentas, cada quien es siempre responsable de lo que se ha hecho de él – aun si no puede hacer nada más que asumir esta responsabilidad. Yo creo que un hombre siempre puede hacer algo de lo que se ha hecho de él. Es la definición que daría yo hoy de la libertad: ese pequeño movimiento que hace de un ser social totalmente condicionado, una persona que no restituye la totalidad de lo que ha recibido, de su condicionamiento; que hace de Genet un poeta, por ejemplo, mientras que estuvo rigurosamente condicionado para ser un ladrón ( … ) Porque a Genet se le hizo ladrón; él dijo ‘soy un ladrón’ y ese pequeño movimiento fue el principio de un proceso mediante el cual llegó a ser poeta y, después, finalmente, un ser que ya no está verdaderamente al margen de la sociedad, alguien que ya no sabe dónde está y que se calla. En un caso como el suyo, la libertad no puede ser dichosa. No es un triunfo. Para Genet, simplemente abrió ciertos caminos que no le habían sido ofrecidos desde el comienzo.”

Anuncios

2 comentarios en “San Genet. Comediante y martír. (fragmentos) Jean Paul Sartre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s