Caricatura de revolución


EL FPDS Y LA VICTORIA ELECTORAL DE HUGO CHÁVEZ

La victoria electoral de Hugo Chávez el 7 de octubre entusiasmó a sus seguidores locales, entre ellos el Frente Popular Darío Santillán y la alianza que integra, la COMPA. Marcha, la revista impulsada por el FPDS escrita antes de ese resultado se dedica íntegramente a reivindicar al proceso bolivariano1.

Para Marcha “el chavismo construye un modelo que pretende desmontar el aparato del Estado burgués a partir de la construcción de organismos de poder popular”. Esta afirmación niega la misma campaña de Chávez que, lejos de apelar a la movilización popular, se caracterizó por llamar a los empresarios a trabajar juntos, declaraciones sobre su amistad con los banqueros y la imperialista Chevron y el llamado a la base de la derecha a votar por él para evitar la guerra de clases y defender así sus privilegios. Una campaña moderada dirigida a tender puentes a la oposición derechista y proimperialista.

Las revoluciones sociales del siglo XX desmintieron el “modelo” de ir desmontando el Estado burgués sin destruir las FF.AA. y represivas, garantía última del dominio de la burguesía. El doble poder se expresa en el pueblo armado que se constituye como poder político derrotando a las fuerzas represivas del Estado. Así sucedió en Cuba en 1959. Y anteriormente en Rusia en 1917, donde el doble poder se expresó en los soviets de obreros, campesinos y soldados que impusieron su gobierno mediante la insurrección armada. La convivencia de dos poderes -el del viejo Estado y el de las masas- es insostenible en el tiempo y debe definirse por la toma revolucionaria del poder o la reconstrucción del poder burgués.

Marcha no repara en sus palabras: si en Venezuela el Estado es burgués (como reconocen), el gobierno no puede ser neutro, o representa el interés capitalista o es un gobierno de ruptura con los capitalistas basado en el pueblo armado, como fue el caso del gobierno del M 26 en los orígenes de la revolución cubana que luego terminó expropiando a la burguesía. En Venezuela, después de que las masas derrotaran el golpe de 2002, las reformas en el mando de las FF.AA. y represivas les permitió permanecer intactas y ser parte fundamental en la política chavista. Las “milicias populares” bolivarianas juegan el papel de una tropa irregular auxiliar que, en manos de un gobierno burgués bonapartista, los llevará a ser fuerza de choque contra la oposición reaccionaria pero también contra la lucha de clases obrera y campesina. Los Consejos Comunales, las organizaciones de “poder popular” que reivindica Marcha, están muy lejos del soviet y muy cerca de la “democracia participativa” que limita la decisión popular a acompañar las medidas de gestión social del Poder Ejecutivo.

Pero el bolivariano tampoco es un gobierno de ruptura con la burguesía que avanza en la expropiación del capital. El propio chavismo asume, y Marcha repite: “No nos llamemos a engaño, la formación socio-económica que todavía prevalece en Venezuela es de carácter capitalista y rentista”. Chávez gobierna desde 1999 y no trastocó en lo fundamental el carácter capitalista de Venezuela ni su dependencia casi exclusiva de la producción petrolera. En las expropiaciones de grandes empresas se indemnizó a los empresarios y se fortaleció al aparato económico del Estado burgués impulsando a la “boli-burguesía”.

Marcha reivindica la consigna de un movimiento afín al chavismo: “Con Chávez, rectificación, ampliación y profundización del poder popular”2. Pero con Chávez ese “poder popular” consiste en repartir recursos a las organizaciones obreras, campesinas y populares a cambio de su integración como fuerzas auxiliares del Estado. Un mecanismo de corrupción de dirigentes populares y cooptación de las organizaciones sociales. El llamado “empoderamiento popular” es una consecuencia del movimiento de masas de abril de 2002 y no tiene por fin desmontar el Estado burgués sino impedir la independencia política de las masas. La estrategia de radicalizar al chavismo es funcional a este fin. Como se demuestra en el movimiento sindical, el chavismo reprime duramente todo intento de autonomía de los trabajadores.

Los que hablan de terminar con la izquierda doctrinaria y el “socialismo desde abajo” asumen que es posible desmontar el Estado burgués asimilando las organizaciones populares a la gestión estatal. Una posición similar a la de Hilferding y la socialdemocracia alemana que planteaba la fusión de los soviets y la democracia burguesa en oposición a la revolución rusa y para frenar precisamente la revolución obrera en Alemania en 1919.

“Revolución socialista o caricatura de revolución” planteaba el Che Guevara. La demagogia socialista es un recurso típico del nacionalismo burgués para contener a las masas y ganarse el apoyo de cierto izquierdismo. Perón la usó en Argentina para contener el proceso revolucionario abierto por el Cordobazo. Los Montoneros también creían que radicalizando al peronismo desmontarían el Estado burgués. Por el contrario, el peronismo llevó al régimen represivo de las bandas fascistas de las Tres A.

Los que despotrican contra la izquierda revolucionaria asumen como propia la doctrina de la conciliación de clases mediante la integración al Estado burgués. Eligen así la caricatura.

1 Marcha Nº 2, 10/2012.

www.marcha.org.ar/1/index.ph…

 

Anuncios

2 comentarios en “Caricatura de revolución

  1. Una nota que recoge cliches vacios de la izquierda sectaria que se enceguece ante un proceso de transformación. Plantean que el apoyo crítico de las orgnizaciones populares a Chávez (como conductor y como un actor de radicalizacion del proceso) es una cuestión de cooptación y de prebendas, pero no entienden que ese apoyo crítico se da desde el hacer el socialismo en el cotidiano: tomar las tierras y pedirle al Estado que lo reconozca, sino lo hace bancar la parada ahí; tomar la fábrica y exigirle al Estado que la expropie, esa es la dinámica que proponen las organizaciones con mayor desarrollo cualitativo en los territorios. Los consejos comunale se proponen prescindir de la burocracia forjada por un estado burgués y para ustedes es “democracia participativa”, cuando es una muestra (no acabada, como es la realidad, ni pura ni ideal, concreta con contradicciones) de la autoactividad de las masas, principalmente en el campo, con la experiencia del Ezequiel Zamora y de la Comuna Socialista de Apure. -Cuando el pueblo agarra los fierros para radicalizar el proceso, para ustedes no es un avance cualitativo en pos de defender un proceso transformacdor; es una banda para-estatal armada para defender los intereses de la burguesía y la burocracia en detrimento de los intereses de los trabajadores, que para ustedes representa Chirinos que en las elecciones sacó 3.000 votos (eso señala el grado de automarginación y de subestimacióin de las clases populares).- La cita de Chávez señala precisamente lo que falta por avanzar, haciendo una autocrítica del proceso y señalando un norte, ustedes hablan de 14 años sin que se “haga el comunismo”, pero no entienden de maduración de las cosas, de los ritmos de los procesos, Lenin en la URSS planteaba a la NEP como una fase de transición del capitalismo al comunismo y lo veneran; lo plantea Cháqvez que hay que plantear un esquema de transición y, es igual Piñeyra. Con esa lectura, trosco, pone la pava que pa la revolución falta.

    • Basta de chantada. Esto es el chavismo
      Víctor Álvarez: “la economía se ha vuelto más capitalista”
      El exministro de Industrias Básicas cuestiona el consumismo

      Álvarez afirma que Venezuela debe triplicar su PIB agrícola ARCHIVO
      ERNESTO J. TOVAR | EL UNIVERSAL
      sábado 3 de noviembre de 2012 12:00 AM
      La discusión sobre la superación del modelo rentístico en Venezuela ha ocupado décadas, tanto en los programas de Gobierno como en las propuestas hechas por economistas y académicos.

      El gobierno de Hugo Chávez no ha sido la excepción, y pese a que desde 1998 se ha reiterado el diseño de programas formulados a cambiar el modelo productivo, la economía venezolana sigue sumida en el rentismo.

      El economista Víctor Álvarez, exministro de Industrias Básicas y Minería e investigador del Centro Internacional Miranda, afirma que en Venezuela “se han agravado los rasgos de la economía rentista. Y hay un conflicto cuando vemos que en este proceso, declarado anticapitalista y antiimperialista y con un marco legal para impulsar los modelos comunales, la economía se ha vuelto más capitalista”.

      El académico, quien participó en el seminario “El Lado Oscuro del Petróleo y el Mito del Desarrollo en Venezuela”, organizado por la Fundación Rosa Luxemburg en el Celarg, explicó que durante la Revolución Bolivariana la distribución del nuevo valor agregado, según datos del Banco Central, ha ido en más de 70% al capital, y no al trabajo.

      También plantea las contradicciones del modelo de crecimiento vigente. “En plena producción de la economía socialista, y de profundizar la transformación desde el rentismo, hallamos grandes contradicciones. Al revisar los informes del BCV o del ministerio de Finanzas, vemos que aumenta el PIB por la vía del consumo privado, y eso es hacerle el juego al consumismo capitalista que tiende a agotar las reservas de recursos naturales”.

      No obstante, las altísimas importaciones revelan las carencias del aparato productivo venezolano.

      “Las importaciones agrícolas e industriales han venido subiendo. Hablamos de soberanía productiva, pero eso significa impulsar la agricultura, que actualmente solo es 4,5% del PIB y que debería aportar al menos 12% si queremos dejar de comprarle al resto del mundo” dijo Álvarez.

      Sobre la manufactura, dijo que debería aportar 20% del PIB, para que se considere una economía industrializada.

      También cuestionó que “se nos ha vendido la noción de desarrollo fundamentada en el PIB, en un modelo de crecimiento sin límites, que exacerba el consumo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s