Un post ateo y socialista contra su santidad Francisco (¿Franco?) I.


Me entere que Bergoglio habia sido ungido Papa estando en una cama de la sala de guardia de una clinica, que para estar a tono con el día se llamaba La esperanza. Después de tres electrocardiogramas, placas, extracción de sangre y a la espera de una punción lumbar, al instante de recibir la noticia me dije a mi mismo “ahora sí que me muero”. Por suerte para mí salí de allí vivo, y por desgracia para la Argentina y el mundo todo con Francisco I en el trono de San Pedro, representante de Dios y poderoso rey del intocable Vaticano. (Al margen la elección del nombre Francisco tiene dos posibilidades dichas y una oculta Francisco de Asís, Francisco Javier, pero nadie dice que también así se llamaba Francisco Franco, que casualidad nó?)

Mucho se ha escrito sobre Bergoglio en estos días. A saber militante de Guardia de Hierro, agrupación político-intelectual de la derecha peronista que toma su nombre del movimiento fascista rumano dirigido por Corneliu Codreanu cuyas bandas paramilitares practiban progromos antisemitas. Jefe de los jesutias argentinos bajo cuya jefatura la USAL entrego un doctorado honosris causa al genocida almirante Emilio Massera en la dictadura. Acusado de denunciar a curas villeros y de complicidad en el robo de bebes. Jefe espiritual de la oposición derechista al kirchenirsmo y cabeza de la “guerra de Dios” -segun sus propias palabras- contra el matrimonio igualitario y el aborto. Bergoglio es un conservador populista y un reaccionario de pura cepa.

La asunción de Francisco ha significado un giro de la Iglesia Catolica que busca salir de la crisis producida por la corrupción y el escandalo extendido del abuso de menores que protagonizan sus pastores. Expresa el intento de traducir a un lenguaje conservador y derechista, de tibia reforma al interior de la Iglesía, la opción por los pobres que los curas tercermundistas abrazaran en la decada del ’60.

Para la Argentina el Papado de Bergoglio es la punta de lanza de un intento de derechización política e ideologica y por lo tanto un peligro para las libertades democráticas de los trabajadores y el pueblo pobre. Es vergonzo el operativo de salvataje de la figura de Bergoglio en cuanto a su papel -y el de la Iglesia toda en definitiva- durante la dictadura. Las declaraciones de Perez Esquivel, de Leonardo Boff y de otros referentes progresistas nacionales e internacionales del catolicismo dan siceramente pena. Bergoglio intenta ser erigido como referente moral por la oposición derechista al kirchnerismo y las “Corpo” mediaticas. En este sentido la elección de Bergoglio es un golpe al gobierno de CFK y ha dividido el frente kirchnerista por la condición de peronista del Pontifice. Así mientras algunos kirchneristas denuncian el papel reaccionario de Bergoglio en la dictadura, otros -como el Movimiento Evita- lo rescatan como un papado nacional y popular. Aunque un Papa afín no significa una capitalización directa por parte del desastre que es hoy la oposición derechista, la existencia de un liderazgo contrapuesto a CFK polariza a derecha la agenda política y siembra el sentido común necesario para intentos de ofensivas reaccionarias. No es casual que en el juicio por los crimenes de La Perla, los genocidas juzgados lucieran orgullosos la escarapela vaticana en sus pechos.

Los socialistas revolucionarios ponemos en el centro de la cuestión la denuncia del papel de Bergolgio y la Iglesia toda en la dictadura -como reflejan los medios internacionales las denuncias de nuestra camarada Miryam Bregman- y exigimos el juicio y castigo a todos los genocidas y sus complices, así como también la más completa separación de la Iglesia del Estado, el fin al subsidio a la educación privada y religiosa y la expropiación del latifundio y las propiedades inmobiliarias de la Iglesia catolica argentina. Si quieren dinero, que los curas vayan a laburar.

Volviendo al principio de este post. Los socialistas somos ateos, defendemos la ciencia y la praxis humana como medios de hallar la verdad y denunciamos el papel oscurantista de la religión y toda creencia en un pensamiento magico. Cuando me entere en la clinica de la entronación de Francisco me vinieron a mente dos viejas consignas anarquistas. La famosa sentencia del gran revolucionario Buenaventura Durruti “la unica iglesía que ilumina, es la que arde” y la vieja cosnsigna de los acratás locales de que solo seremos libres el día que ahorquemos al ultimo cura, con las tripas del ultimo militar.

Anuncios

Un comentario en “Un post ateo y socialista contra su santidad Francisco (¿Franco?) I.

  1. Te enteraste a su vez teniendo ” la enfermedad rosa”. En un momento politico donde el oficialismo es el Kirchneris cuyos enlaces con Bergoglio son similes a un culebron venezolano pero donde se disputaban el poder y el dinero de sus chanchuyos. Como revolucionarios a su vez batallamos contra la opresión hacia los sectores LGTBI, a quienes Bergoglio nos declaro una guerra en nombre de Dios, y Cristina sancionó producto de la presión y lucha (quienes inclusive dejaron la vida), pero que no solucionan de ninguna manera la estructura material.
    Como bien dice el post que los curas se vayan a laburar, que toda esa millonada vaya para educacion publica y que se implemente la Ley de Educacion sexual. Que vaya para hospitales, para mayor formación médica y para que no sean meras reformas formales o campañas que queden solo en el marco de una prevención.
    Podremos tener un Papa argento, pero seguimos teniendo esos dolores que son las libertades que nos faltan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s