“Van a ir por ustedes” (La izquierda Diario)


Advertencia de la Presidenta a los “Gordos” por el sindicalismo opositor y de base.

Según informa el diario Clarín en su edición del 3 de septiembre, la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner se reunió a solas con la cúpula de la CGT oficialista (los “gordos”) cuando se realizaban las discusiones sobre el salario mínimo. Gerardo Martinez de la UOCRA, José Luis Lingeri de Obras Sanitarias, Andrés Rodríguez de UPCN, Antonio Caló de la UOM y Omar Viviani de Peones de Taxis, fueron la comitiva sindical que se reunió con en Casa Rosada.

La Presidenta, según las fuentes citadas por Clarín, habría increpado a los llamados “gordos” diciéndoles que si le dejaban la vía libre al sindicalismo opositor “van a ir por ustedes”. Una clara señal que el paro del 28 de agosto convocado por las CGT de Moyano y Barrionuevo y la CTA, y garantizado por los piquetes del sindicalismo combativo y de izquierda, pego fuerte y puso en alerta al gobierno quien teme a un desborde de las luchas de los trabajadores de la industria amenazados crecientemente por el fantasma de las suspensiones y los despidos. El paro de la semana anterior, aunque limitado en su alcance por las direcciones de las centrales sindicales, abarco a parte de las bases sindicales alineadas en los gremios del oficialismo, lo que mostró la fuerte oposición de los trabajadores a una política económica que los tiene como variable de ajuste.

En la zona norte del Gran Buenos Aires, en conflictos recientes como los de Gestamp o Lear, el gobierno hizo bloque común con las patronales de ambas multinacionales y la dirigencia del SMATA encabezada por Ricardo Pignarelli. Precisamente el dirigente de los mecánicos es quien primero se lanzó a limpiar las fabricas de activistas y “zurdos”, (como gustan gesticular manteniendo la tradición del lenguaje troglodita y derechista del sindicalismo ortodoxo) a quienes acusa de los despidos, dejando hacer a las patronales a su antojo. Curiosamente Pignarelli no fue de la partida del Consejo del Salario. Pero en un giro brusco CFK pasó a un inesperado ataque a las patronales automotrices, desnudando la contradicción del discurso oficial y develando que son los empresarios los causantes de los despidos en afán de mantener su rentabilidad.

Los cegetistas reunidos en la Rosada pese a que recibieron un rechazó rotundo a su pedido por Ganancias, mostraron como un triunfo el aumento del salario mínimo. Se ausentó Pignanelli que no concurrió a la conferencia de prensa de CFK, acompañando en la ausencia a los popes de las empresas automotrices, que también pegaron el faltazo. El aumento fue en dos cuotas, y solo del 22% para lo que resta del año. Los “Gordos”, preocupados por sus fondos, festejaron el visto bueno para un decreto que limite el traspaso de afiliados de obras sociales a prepagas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s