Santa cocaína


La noticia no tardo en sorprender. El auto del Cardenal argentino Jorge María Mejía de 91 años, transportaba 4kg de Cocaína y 200 gramos de Cannabis cuando fue detenido en Francia. Sus dos conductores se exculparon diciendo que solo eran chóferes y que nada sabían de la carga que transportaban. El auto en cuestión era un auto oficial del Vaticano donde el sacerdote argentino cumple las funciones de bibliotecario y archivista.

En su defensa salió inmediatamente el padre Luis Alberto Duacastella, secretario personal del cardenal Mejía, quien asumió la responsabilidad al haber entregado el auto a un amigo que fue uno de los detenidos a bordo del vehículo.  El secretario del cardenal se culpo por “haberme confiado de una persona que conozco desde hace diez años“.

El responsable señalado por Ducastella seria Luca Di Dio quien se habría ofrecido a llevar el coche vaticano al taller mecánico Autofficina Condello, de la Via A. Aspertini, de la ciudad de Roma.

Sin embargo, cierta suspicacia no deja de estar presente teniendo en cuenta que los negocios vaticanos y mafiosos no sería la primera vez que se entrecruzan en la vida Vaticana. El humor ateo no tardara en señalar que con tanta cocaína a disposición cualquiera usaría un sombrero raro, para hablar con un ser inexistente que vive en las nubes, rodeado de gente con alas y juzgando los actos humanos.

Para regodeo de los lectores una pequeña escena alusiva de Johnny Stecchino de Roberto Benigni:

http://www.youtube.com/watch?v=1b3bDh9aTW0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s