River vuelve a dar cátedra de fútbol


¿Que puedo decir? Hace no tanto tiempo venia siendo difícil ser hincha de River, más para uno que no es fanático ni seguidor cotidiano del fútbol, digamos usando el lenguaje de la militancia: un simpatizante activo. Con el hundimiento de River, el discurso del fútbol hosco y sin lujo que tiene en Boca a su nave insignia, se imponía inexorable, parecía a lo Francis Fukuyama, la victoria cultural del bilardismo, el fin de la historia que condenaba al olvido al fútbol champagne.

Pero River volvió a Primera con el corazón. Más tarde, con Ramón (ay Ramón, sabes te banco como tecnico, pero me cae tan mal que seas tan bocón y menemista) recupero su lugar en la A coronando su campaña con un campeonato y la victoria sobre Boca en la Bombonera. River mostró hoy la grandeza de su estirpe futbolística. Con un técnico como Marcelo Gallardo que debo reconocer no me inspiraba confianza pero me convenció de su estilo y su escuela de un fútbol jugado allá arriba sobre el arco rival, sin especulación y sabiendo dar vueltas todos los resultados. River salio Campeón de la Sudamericana, eliminando en una batalla de titanes a Boca en una semifinal lo que tiene un gusto especial para los paladares riverplatenses. Y lo ha hecho con una campaña extraordinaria en el torneo local, y jugando en las dos copas un juego bonito y ofensivo, contundente en ataque y aguerrido en defensa. Este equipo ha destacado por saber combinar un aceitado juego colectivo, marcando en todas las zonas, atacando en todo el frente, desbordando, brindando un juego siempre entretenido. Además de destacar a jugadores exquisitos como Teo Gutierrez (un crack indiscutible) Pisculichi, un jugador con un elegante guante en su zurda, o el enorme Barovero un arquero que tranquilamente debería estar disputando el arco en la Selección. Pero además leones como Ponzio, Sanchez, Maidana, Pezzela, Vangioni. Y desde ya un ídolo indiscutido y con mística gallina, como Cavenaghi.

Más allá de los dirigentes, la nefasta barra brava, de la homofobia y la xenofobia en los cantos de las hinchadas, más allá de los malos ratos, River vuelve a dar cátedra de fútbol.  0011948960

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s