Murió el Gallego Álvarez, jefe político de Bergoglio en Guardia de Hierro


El sábado, a los 80 años, falleció Alejandro “Gallego” Álvarez, fundador y dirigente de Guardia de Hierro: organización política que representó intelectualmente a la derecha peronista en los ’70.

El “Gallego” Alvarez, Hector Tristan (ambos con origen en la izquierda) y César Marcos, estos últimos dos históricos dirigentes de la llamada resistencia peronista, fundaron en 1961, la organización Guardia de Hierro, supuestamente bajo la idea de ser los custodios de la Puerta de Hierro, que era el hogar de Perón en Madrid.

San Miguel Arcángel

Sin embargo, siempre se señaló el antecedente de la Garda de Fier rumana, fundada y dirigida por Corneliu Zelea Codreanu, de orientación fascista y clerical que entre fines de los ’20 y principio de los ’40 actuó en aquel país bajo la protección de San Miguel Arcángel.

La GH argentina se propuso como finalidad: ser los templarios de la doctrina justicialista. Cita Pablo Pozzi sobre Guardia de Hierro “se proponía como una organización auténticamente peronista, sin cuestionamientos ideológicos, y consideraban que el peronismo era lo que la Doctrina Peronista planteaba. Como consecuencia de lo mismo se asumieron como una herramienta al servicio de la conducción”.

Lo particular de los guardianes radicaba en la formación intelectual de sus cuadros, cuyas lecturas iban desde Hegel, pasando por Mao, hasta Perón (el libro de cabecera de los guardianes era “La comunidad organizada”, texto con ciertos aires fascistas). En fin, Guardia de Hierro abrevaba ideológicamente en el nacionalismo, en sintonía con Perón predicaban la armonía de clases, la separación del imperialismo yanqui y de la URSS y la supresión del comunismo por ser una ideología materialista.

Rosas, Yrigoyen y Perón

Actuando inicialmente en la Juventud Peronista de los años ’60, bajo el auspicio del Mayor Bernardo Alberte, histórico dirigente del peronismo, se entrevistaran con Perón en Madrid en el año 1967, abandonando su idea original de lanzarse a la guerra popular prolongada y se autodefinen como retaguardia estratégica y soldados directos del General Perón. Haciendo gala de su obediencia a una concepción caudillistica de los liderazgos políticos, una herencia conservadora de la política argentina que el peronismo utilizara a su favor. De allí su definición de la línea histórica del autodenominado “movimiento nacional” bajo los caudillos Rosas, Yrigoyen y Perón, repitiendo los preceptos del revisionismo histórico.

“Ni yanquis ni marxistas”

En 1971 la Guardia de Hierro se fusiona con el Frente Estudiantil Nacional de Roberto “Pajarito” Grabois, que venía abandonando la izquierda para acercarse a la ortodoxia del peronismo. En 1972 fundan la Organización Unificada del Trasvasamiento Generacional y se diferenciarán tanto de Montoneros y la Tendencia Revolucionaria así como del vandorismo. Precisamente por este punto muchos defensores de la GH señalan su no alineamiento con la derecha, pero olvidan mencionar que hasta la muerte del “Lobo” Augusto Timoteo Vandor en 1970, el vandorismo representaba a una derecha peronista que le disputaba el poder a Perón.

Para acentuar más el carácter político- miliciano de la organización, a partir de 1973, sus militantes usan uniformes marciales color pardo con un brazalete que rezaba: “Aquí se aprende a amar a Perón”. Su lucha contra la tendencia se inscribe en el combate contra la infiltración del peronismo, que era común a la burocracia sindical de origen vandorista y la derecha peronista.

Con el terrorismo ultraderechista

Guardia de Hierro se alinea políticamente con Perón en su enfrentamiento con Montoneros, y luego de su muerte –y disuelta formalmente la organización- con Isabel y López Rega, es decir con el terrorismo paraestatal ultraderechista contra la vanguardia obrera y popular surgida tras el Cordobazo. Si bien los vínculos de los guardianes con López Rega no eran orgánicos, el “Gallego” Alvarez solía defender a Perón por su decisión de mantener a López Rega, a quien consideraba un instrumento al cual utilizar por parte de la conducción política. Y lo excomulgaba de ser responsable de las Tres A, ya que detrás suyo actuaban los militares.

Pacto con los genocidas

En tiempos del golpe militar genocida la organización negocia directamente con la Marina encabezada por Emilio Massera. En el año 1975, Jorge Bergoglio nombró en la Universidad del Salvador a dos miembros de GH: Francisco “Cacho” Piñón y a Walter Romero. Piñón fue quién le entregó en el año 1977 la designación de Profesor Honoris Causa al almirante Emilio Eduardo Massera. Ese mismo año la organización es puesta formalmente bajo la conducción del Capitán de Marina (RE) Carlos Bruzzone, como parte de las fuerzas políticas de apoyo a un Massera que quería encolumnar detrás suyo al peronismo.

Francisco, un guardián

El “Gallego” Álvarez negaba que Bergoglio fuera miembro de los guardianes, sin embargo reconoció un vínculo con él: “Lo que ocurre es que nosotros teníamos una cantidad de compañeros aptos para manejar la universidad, que es lo que aprovechó la Compañía de Jesús para desprenderse de la universidad que le pesaba. Lo único que pensó Jorge Bergoglio fue preguntar las posibilidades de una política que había sido fijada por nosotros de antemano, y no abandonar la universidad a un grupo de laicos”.

Peronismo clerical

Luego de la restauración democrática GH se disolverá definitivamente y el núcleo central de sus dirigentes, con el “Gallego” Álvarez a la cabeza, pasaran a engrosar las filas de la Iglesia Católica desde la Orden de María del Rosario de San Nicolás, Asociación Privada de Fieles Laicos de la Iglesia Católica, la cual es la patrona de los “guardianes”. No es de extrañar siendo que el peronismo, en su derecha, se declarará partidario de la “doctrina social de la Iglesia”.

José Luis Manzano, Julio Bárbaro, el Chueco Mazzón, Guillermo Moreno, José Octavio Bordón, entre otros, fueron parte de los guardianes.

En sus últimos tiempos el “Gallego” Álvarez pasó del intento de construir el Partido de la Solidaridad a fines de los ’90 bajo la sombra del delarruismo al apoyo incondicional a Cristina Fernández de Kirchner como conductora del “movimiento nacional”. Por algo uno de los que lamentó su muerte fue Gabriel Mariotto, ex vicegobernador kirchnerista de Daniel Scioli.

Guardia de Hierro y el “Gallego” Álvarez estuvieron alineados con Perón contra la izquierda y la vanguardia obrera, con el terrorismo ultraderechista, con la dictadura genocida y con el clero reaccionario. Con el “Gallego” Alvarez muere un fiel exponente intelectual de un peronismo derechista que colaboró con la dictadura genocida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s